Seguidores

19 sept. 2010

EL POR QUÉ DEL TITULO

A principio del 2009 se me estaba viniendo el mundo encima. Todo era, como mínimo, de un color gris muy intenso y no encontraba ni el difuminador ni un poco de color blanco con el que diluir esa oscuridad.

Mi hijo, Jesús de la Salud, estaba liado con la creación de un blog para el grupo joven de la hermandad de la Candelaria y experimentando en otro para él. Ahora menos, pero en aquel entonces me consultaba mucho en como orientar ciertas frases o como allanar la compresión de las mismas. Eso me descubrió la herramienta y viendo cómo funcionaba, pensé que sería una buena manera con la que poder soltar lastre del que parecía me hundiría en esos meses si no lo dejaba en algún muelle de la travesía.

La tarde de un domingo, que estaba lluvioso, emprendimos la realización del blog. Elegimos colores, formas, contenido y se nos acercaba lo más difícil ponerle nombre. Yo necesitaba que fuese anónimo, pues tendría que hablar de cosas que igual no serían muy convenientes ejerciendo el puesto de mayordomo de la hermandad de la Candelaria que ocupaba aquellos días. También Jesús me decía que sería conveniente un nombre llamativo y que al menos a mi me significara algo y hablara de mí aunque no constase el nombre.

Pensé que del léxico de capataces y costaleros podía salir, ya que me identifico bastante con ellos, y empezamos a anotar expresiones y coletillas que fueran comunes y conocidas: ¡Pararse ahí!, ¡un poquito más le cabe!, ¡tos porigual valientes!, ¡al cielo con Ella!, y un largo etc. Yo necesitaba algo además que expresara mi frustración, el desamparo sentido de los que conmigo habían emprendido una causa que yo veía abandonar día a día nada más ocupar el cargo y entonces caí en que ¡no cogé ventaja! No estaba puesta entre ellas, pero que venía como anillo al dedo. La expresión no coger ventaja la usan los capataces cuando en el momento difícil de las levantadas, los costaleros cobardes se alivian colocándose en una postura liviana para ellos pero perjudicando el trabajo del resto y causando unas molestias y sobre esfuerzos que al final perjudicarán a todos. Así es como yo me sentía y aquello para mí lo expresaba estupendamente.

Ya estaba, ya teníamos nombre pero le faltaba la guinda del ¡miarma! ¿Habéis contado alguna vez las de veces que se puede escuchar alrededor de un paso la expresión: ¡miarma!?

Así podríamos escenificar la levanta de un paso cualquiera:

Capataz: Después de dar los toques de aviso, Antoñitooooooooooo.

Costalero: Lo más fuerte, estridente y desagradable que puede, quééééééééééé.

Capataz: Con voz lastimera, vámono otra vé miarma.

Costalero: Condescendiente, vámono miarma, vámono corazón.

Capataz: Con la voz compungida, esta levanta va “por el carril bici” o “por la suegra de Manolito que sa quedao preña” o “por los taxis libres” o “por el Ridao y sus ridaukus”, etc., pero eso sí, acabando siempre con el ¡miarma!

Costalero: También compugido, va por ello miarma

Capataz: Ya con más ánimo, tos poriguá valientes; no cogé ventaja miarma, a ésta es.

Una vez el paso levantado ya todo serán miarmas: La derecha adelante, miarma. Vamos a darle paso miarma. Poco a poco miarma. Venga de frente miarma. La izquierda atrás miarma. Hay ahí un bujero miarma. Pararse ahí miarma. Hostia cuántos miarmas; que pesao, ¡miarma!

Esta entrada viene a que el viernes me presentaron a un visitante asiduo a este blog y me pregunto el por qué del nombre. Pues ya está explicado el título y si alguien tiene alguna duda más, ya sabe: pregúntalo ¡miarma!
Hata pronto.

P.E. Me ha llegado noticia de que “el Peña” está muy mal. Peñaloza es un buen candelario desde pequeño, buen costalero y mejor persona. Es muy conocido también en el mundo de la natación, donde ha trabajado mucho y bien, en la sección de waterpolo. El pasado martes santo me sorprendió cuando lo vi vestido con su habitó costalero, ya estaba muy mal y padeciendo mucho por la enfermedad que lo ha ido devorando poco a poco pero allí estaba.

No le escuché reproche, no había preguntas en sus ojos cuando miraba hacia los pasos, sólo había amor y devoción por ese Señor chiquitito y su Bendita Madre, a los que tantos años ha prestado su caminar ya que su estatura le ha permitido gozar en las dos cuadrillas.
Que Ellos te cuiden y acojan Peña, un beso de tu hermano Fali Márquez

23 comentarios:

Juanma dijo...

Genial, Rafael, sencillamente genial. Dudas aclaradas, que más de uno las teníamos...

Un fuerte abrazo para ti. Otro para para el Peña.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Preciosa entrada.
Quería decirle que yo "tan norteña" no comprendía la frase para mi significaba "nos cogen ventaja,! mi alma!"... es tan bonito el significado, es una metáfora tan bonita...


En muchas ocasiones me has conmovido, esta es otra. Pide por mi que buena falta me hace que yo pediré por vosotros.


*Con cariño para tu hijo Dodecálogo de San Ivo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Si ya me parecía uno de los mejores y más originales títulos de blog, ahora me parece señero y, además, emotivo.

AdP dijo...

Pues todavía habrá gente que se extrañe de que a los sevillanos nos llamen miarmas... (risas)

Habré escuchado esa expresión cientos de veces (¡no cogé ventaja, miarma!) pero eres el primer capataz al que veo dedicar unos minutos a explicarla. Tenía entendido que era algo similar a lo que comentas, del estilo del ¡los zancos en er suelo! o del ¡no levantá los zancos! que se escuchan antes de una levantá al cielo, para lograr que en el arranque la carga sea la misma para todos los costaleros, evitando posibles lesiones y consiguiendo que estéticamente ésta se haga con el mayor decoro posible.

Tengo por ahí una que no he acabado de entender o, más bien, que he escuchado para solicitar a la cuadrilla cosas distintas, de ahí mis dudas. Me refiero a ¡vamos a abrí er compás!, y lo he escuchado tanto para pedir más paso como para pedir más separación entre los pies (con las consecuencias que tiene sobre las mecidas o el vaivén de la parihuela). ¿Cuál de los dos usos es el correcto?

Saludos.

Capitán dijo...

Pues esto es como el ciclismo, después de hacer la goma viendo cómo se escapan otros, te has recuperado y menuda ventaja has cogido, miarma.

Un abrazo Rafael

La gata Roma dijo...

Sabía de tu implicación costaleril, y suponía que venía de eso. Ahora bien, desconocía porqué usaste esta frase y no otra.

Yo creé mi blog una noche de principios de Enero, y también le dí vueltas al nombre… Se estrenaba un año que apenas abría los ojos, y yo quería comenzarlo con buen pie.

Kisses, y espero que le queden muuuuuuchas chicotás a este rincón.

Er Tato dijo...

Una las cosas que más me llamó la atención de tu blog fue el título, Rafael, entre otras cosas porque me evocaba algunos recuerdos.

Algunos no se lo creerán, pero hace casi treinta años anduve metido bajo el palio de los Servitas. Sólo fueron tres años -las circunstancias me impidieron continuar-, pero tres años magníficos.

Un abrazo

sevillana dijo...

No quiero presumir de nada pero el nombre de tu blog (lo que significa la frase) la he escuchado mucho y sabía su significado teniendo entre mis hermanos (como bien sabes)uno que fue primero costalero y después capataz y también un cuñado costalero. Además me encantaba ir a los ensayos cada vez que podía.
Me están gustando mucho estas entradas que últimamente escribes.
Besos

Sombras Chinescas dijo...

Precioso y metafórico el origen, ¡y yo que pensaba que era un chascarrillo!

Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Un servidor de usted, amigo D. Rafael, conocía esa expresión. La he escuchado unas cuantas de veces. Y eso que a mí no me gusta la Semana Santa, pero conozco desde el Viernes de Dolores, la de Pino Montano pasa por debajo de mi balcón, hasta la entrada de la Virgen de la Aurora. He sido, y sigo siendo, un sufrido acompañante de mi Santa Esposa, bautizada en San Román, su antiguo barrio, casada con un servidor en San Román y bautizados nuestros churumbeles en San Román. ¿Adivinas cuál es la que no nos perdemos cada año?.
La próxima primavera, cuando escuche eso de no coger ventaja, miarma, ten por seguro que me acordaré de usted mi querido amigo.
Bueno y también después de ver de luto a los Estudiantes y salir corriendo para coger buen sitio al final de los Jardines.
Joé peazo comentario ladrillo.

impresiones de una tortuga dijo...

Me ha parecido una entrada magnífica, siempre me han conmovido los costaleros y la explicación me ha encantado. Yo, no soy mucho de fiestas en general, pero me implico y las vivo si visito alguna, séa Semana Santa, romerías o ferias. Pero los toques del capataz y los piés de los costaleros siempre me han conmovido.
Ya os contaré mis experiencias de los ensayos, de hace bastantes años. Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pues me alegra mucho que también te haya servido la explicación. Otra vez que dudes algo pregunta, hombre, no te prives.
Gracias por tu abrazo para el "Peña" hoy me han confirmado que sigue muy malito.
Un abrazo

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Bienvenida Mujer Prevenida, creo que es tu primer comentario.
"No es para lo que vinimos cobardes", es el significado que le di entonces. Te aseguro que para nada la veía bonita.
Me ha sonrojado lo que me dices de conmoverte con lo escrito, pero también me ha halagado.
Siempre pido en mis oraciones por todo el mundo, mi FE así me lo pide y como no cuesta ni trabajo ni dinero, creo que no hago daño con ello.
Por favor, aclárame lo de Dodecálogo de San Ivo que no caigo.
Gracias por tu visita y comentario, un beso.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Jesús, visto en la distancia del tiempo se me hace agradable; en aquel momento te aseguro que fue un grito lastimero de auxilio al que nadie acudió.
Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Tiene cojones AdP, miarma,que pesaito somos con tantos miarma.
Ese es el sentido que yo siemre le he dado también y lo he aplicado a los costaleros "cobardes" que no por ello tienen que ser malos o flojos.
Las veces que la he escuchado "abrir el compas" la he interpretado como alargar el paso pero..... ni idea de este léxico nuevo: roneo de la Virgen, olor a clavo y canela de los costaleros y un largo etc.
Hay un libro muy interesante "LEXICO DE CAPATACES Y COSTALEROS" el autor es Emilio Velázquez y la editorial Biblioteca Guadalquivir.
Hasta pronto, un abrazo

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ahí estamos Capitán, a ver si ganamos aunque sea una sola etapa.
Saludos.



Eso espero Gata, que pueda dar muchas chicotás y que vosotros sigáis agradándome con vuestras visitas y comentarios.
Un beso.

Joé Tato, eso es inimaginable, no me lo puedo creer.
Yo me imaginaba que tú eres como Eugenio, el sereno de la Alfalfa antiguamente, ya te contaré la anécdota.
aquellos fueron los años waka de ese movimiento y nos lo pasábamos de miedo.
Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ojú Mercedes, un respeto para tu hermano Pepe. El fue de los que iniciaron este movimiento y tuvo la suerte de trabajar con los profesionales a las ordenes de un gran hombre y gran capataz: Manuel Adame.
A mi no me dejó mi padre pero amigos mios como el Lirio, Fali Pastrana o Ramón Aramburu también trabajaron en aquella cuadrilla que paseaba los "barcos" como ninguna
Un beso.



Eso es lo que buscaba Juan Carlos, lo malo es que nadie me entendió.
Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Esa pregunta es fácil Naranjito: "Los caballos de Santa Catalina".
Que no hombre, es broma. Ese Moreno y su Madre, principalmente Ella es la que tenía a mi padre toda la madrugada detrás. Es la única cofradía que él acudía expresamente a verla y la veía por todos lados.
Un abrazo campeón.

Pues entonces no nos parecemos Tortuguita, a mi me gusta más una fiesta que comer con los dedos.
Cuenta, cuenta no nos prives de leerte.
Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Vaya, me ha llegao al alma la dedicatoria del capataz. Yo soy de los que me preguntaba por el significado del título; soy un sevillano un poco despegao. Tu diálogo capataz-costalero, de antología. Parece que lo estaba viviendo junto al paso.

Un abrazo, Rafael.

P.S. Ahora que lo pienso, yo cojo ventaja más veces de la cuenta, miarma.

mujer prevenida vale por dos dijo...

San Ivo es el patrón de los Abogados (su decálogo para tu hijo abogado del que nos contaste lo orgulloso que estabas, y con toda la razón)

El Abogado debe pedir ayuda a Dios en sus trabajos, pues Dios es el primer protector de la Justicia.

Ningún Abogado aceptará la defensa de casos injustos, porque son perniciosos a la conciencia y al decoro profesional.

El Abogado no debe cargar al cliente con gastos excesivos.

Ningún Abogado debe utilizar, en el patrocinio de los casos que le sean confiados, medios ilícitos o injustos.

Debe tratar el caso de cada cliente como si fuese el suyo propio.

No debe evitar trabajo ni tiempo para obtener la victoria del caso que tenga encargado.

Ningún Abogado debe aceptar más causas de las que el tiempo disponible le permite.

El Abogado debe amar la Justicia y la honradez tanto como las niñas de sus ojos.

La demora y la negligencia de un Abogado causan perjuicio al cliente y cuando eso acontece, debe indemnizarlo.

Para hacer una buena defensa el Abogado debe ser verídico, sincero y lógico.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Eso no es malo Ridao, siempre que no perjudique a otros como es en el caso de los costaleros.
La dedicatoria, es verdad que la escuche en mi levantá fisticia.
Un abrazo Ridao.


Aclarado el tema de San Ivo, no lo sabía. El dodecálogo también perfecto lo que pasa es que me parece difícil de seguir.
Otra duda Mujer prevenida, no sé si tienes blog que me figuro que sí pero yo no he sido nunca capaz de llegar a él.
Saludos y gracias por la aclaración.

El callejón de los negros dijo...

De ahí que esta sociedad este lleno de ventajistas que caminan en el paso contrario de la solidaridad que es la utopía soñada....

¿Y es que no es el trabajo de costaleros y capataces como la vida misma?

Un abrazo
Antonio

Anónimo dijo...

Buen comienzo