Seguidores

12 ago. 2011

NO ME LO CREO, NI "JARTO" DE VINO

Cuando yo era muy joven, casi un niño, hubo una campaña que decía: ¡CUANDO UN MONTE SE QUEMA, ALGO SUYO SE QUEMA! Después el saber popular la completó añadiendo: ¡SEÑOR CONDE!

Nunca me creí aquella campaña, siempre sentí el monte como ajeno y, aún hoy, así lo sigo sintiendo.
Ahora hay una campaña, aunque ésta encubierta, que dicen que es bueno para todos la prohibición, que se ha hecho en España y otros tres países, de las operaciones a corto plazo en bolsa por decir que son especulativas.
¿Qué no es especulativo en bolsa? Tato, Ridao; ahí tenéis para luciros en la explicación.
Si la campaña se publicitara podría decir: ¡CUANDO ALGUIEN ESPECULA, ALGO SUYO SE LLEVA! A lo que yo añadiría: ¡Sr BOTÍN y ADLÁTERES!
Que me gustaría ver que este Gobierno ¿socialista?, aunque ya en sus últimos estertores, sacara una ley que protegiera a los trabajadores y necesitados con la misma diligencia y efectividad que hace con los banqueros desde hace tantos años.
En fin, miarmas, será que me está afectando la caló.

5 comentarios:

Er Tato dijo...

Bueno, Rafael, lo que se ha prohibido no son las operaciones a corto plazo, sino las posiciones cortas, que suenan parecido pero no son lo mismo (apostar por que un determinado valor va a bajar de precio, tomando prestadas un volumen importante de acciones, vendiéndolas y volviéndolas a comprar, presuntamente a un precio más bajo, cierto tiempo después, con lo que se gana la diferencia entre el precio al que se vendieron y el precio al que se recompraron cuando bajaron). A mí, personalmente, no me parece bien esa prohibición, pero sería un poco largo de explicar.

En cuanto a tu pregunta concreta -¿qué no es especulativo en bolsa?-, y por alusiones, no es fácil de responder porque antes hay que responder qué entiendes por especular en bolsa.

Ea, una Cruzcampo fresquita pa la caló.

Saludos

impresiones de una tortuga dijo...

Fali, yo creo que no es el caló, que es, más bién, la INDIGNACIÓN que llevamos dentro desde hace unos años, pero de éso el Tato sabe más que yo.
Un saludo, compañero.

La gata Roma dijo...

Jops, yo vengo de Santander, donde todo pertenece a la Fundación Botín, así que no veas, no se me caía de la boca el mentar al susodicho y su familia, sin contar como tiene implantado un banco en todas las facultades de España, de vergüenza pero a ver quien le quita el hueso a semejante perro…

Por cierto, no sé si conoces la ferretería de los antiguos comerciales de Pino-Montano, supongo que sí porque no ha cambiado desde que tu vivías aquí. Pues uno de los empleados se hizo un capitalito invirtiendo en bolsa, pero él solo, sin asesores ni nada. Compraba y vendía según le parecía con la información que veía en el teletexto; ese no es un especulador, ese es un peaso de artista con todas las letras vaya…

Kisses

La gata Roma dijo...

Por cierto, repasando la entrada anterior, pues he estado una semanilla sin conexión por el Norte, veo el comentario de Naranjito y no puedo estar más de acuerdo con eso de que serías un gran catequista. Me apena ver tu respuesta, quien no quisiera contar contigo para esa labor o no te conoce mucho o no tiene interés porque los niños conozcan una Iglesia real de tú a tú, así nos va desde luego.

Un beso otra vez.

Lola Montalvo dijo...

A mí alguien que entiende me ha dicho que esta prohibición no es de recibo, que más correcto habría sido lo siguiente: al que compre acciones y las venda antes de 15 días tendrá una penalización fiscal del 48%... un decir. El que saque un pico y le interesa, las venderá; el que no... aguantaría y el mercado sería más estable.
De todos modos, ya etá bien de que todo en nuestra vida dependa de la bolsa... jartita estoy, no te digo más!!
Besos miles y mi empatía más completa a tu cabreo!