Seguidores

12 jul. 2011

A MÍ, ME AYUDÓ MUCHO CON SUS COSAS FACUNDO CABRAL.

Hace ya bastante tiempo, en momentos que no fueron los mejores que he disfrutado en mi vida, necesite de la ayuda de gente más lista e inteligentes que yo; prácticamente, por eso, la necesite de todo el mundo.
Muchos filósofos, poetas, escritores y amigos del día a día cumplieron el papel de maestros para mí, entre ellos y destacado Facundo Cabral, que tan desgraciadamente nos dejó hace unos días.
Por quién fue y por su comportamiento de vida, no sería yo aquel que ponga en duda la teoría que circula por ahí de que no ha sido un lamentable incidente o coincidencia el motivo de su muerte.
Sirva como homenaje a tan grandioso Cristiano y comprometido con los marginados, la reedición de la entrada que hice en aquel momento y que, para mí al menos, tiene plena actualidad en el concepto aunque afortunadamente no en el estado de ánimo.
Va por tí Facundo, disfruta de tu familia con la que te habrás reencontrado.
http://nocogeventaja.blogspot.com/2009/05/el-titulo-esta-mas-abajo-miralo.html

5 comentarios:

verdial dijo...

Pues dado que somos casi de la misma quinta, también yo descubrí en mi época a Facundo Cabral, y tomé de él su doctrina y sus experiencias, que por cierto me ayudaron bastante.

Desgraciadamente su trágica partida nos ha dejado sin muchas cosas futuras de él, pero siempre queda el pasado,su sapiencia y su empresa, que no es poca.

Un abrazo, amigo.

AdP dijo...

Pues he de reconocer que no conocía a este señor. Aun así, siempre llama la atención la pérdida de una persona, sobre todo en estas circunstancias, por cómo afecta o cómo lo añoran las personas con las que tengo algún tipo de trato. Supongo que su impronta se hace así extensible y me llega incluso a mí.

Saludos.

Juanma dijo...

Querido Rafael, paso por aquí a dejarte un fortísimo y cálido abrazo.

Rosa dijo...

Hola Rafael, leí en estos días que no era a él a quien iban buscando si no a su acompañante, si ya es desgraciada su muerte, si realmente el ajuste de cuentas no era para él, hace terrible la vendetta.
Saludos.

Anónimo dijo...

es una prueba