Seguidores

3 oct. 2010

UNA BUENA PELÍCULA DE JUVENTUD.

Sí, eso me parece un simple anuncio de compresas. Un anuncio que, en breves segundos, es capaz de poner en valor muchas de las actitudes que queremos dar como desechadas por la juventud actual.

Estoy seguro que lo habéis visto, su éxito debe ser grande pues, además de ser mucha su exposición, ha crecido en detalles y tiempo en las últimas apariciones.

El tema es sencillo, una profesora de instituto que ha padecido un proceso de cáncer y se reincorpora a las clases. Ahora ha crecido, sobre la primera versión, dejando ver la bienvenida de otro profesor por los pasillos y unas secuencias donde los jóvenes se colocan los pañuelos rosas demandadores de atención a esa enfermedad.

La naturalidad ante su enfermedad de la profesora, el respeto y cariño hacía ella de los alumnos reflejado en sus ojos acuosos, la solidaridad con ella y su enfermedad, el temible "no sé qué hacer o decir" cuando nos enfrentamos a un enfermo de cáncer representado por los alumnos quietos y en silencio, la demanda de la profesora para que afloren los sentimientos, y los expresen, de unos chavales y así podríamos seguir un buen rato sacando conclusiones positivas.

En mi perfil pongo que me gustan las películas que me creo, ésta lo consigue en plenitud. Creo y confío en la juventud, creo que son una inmensa mayoría los jóvenes que demuestran respeto y cariño por la educación y las instituciones, aquí reflejadas en una profesora, y por fin creo que al cáncer se le puede ganar.

Que vendáis muchas compresas, ¡miarmas!, os lo habéis merecido por un trabajo tan bien ideado y realizado.

15 comentarios:

NATURAL DE SEVILLA dijo...

PUES, SI, MI ARMA, yo tambien me lo creo y piesjuntilla. Sepuede hacer las cosas bien, porque hay talento de sbra para llo, uizas falte un poc de buen gusto y sensibildad, pero esta ahi -en nuestros jovenes, esperando una buena causa. Mi hija solo compra esas compresas. Mi soldaridad mas profunda con esa enfermedad qu TODOS, hemos sufrido en algun familiar. Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Que fácil y que simple es hacer las cosas bien. Esto es Publicidad. Mis hijos viviéron esta historia en sus tiempos de instituto, pero con otro final y a pesar de todo les gusta el anuncio. Nungan han hecho ningún comentario, pero se les nota en la mirada el recuerdo de aquella profesora.
Un saludo D. Rafael.

Lola Montalvo dijo...

Sí, cierto, es un buen vídeo-anuncio. Da un mensaje muy bonito por parte de la gente más joven, ésa a la que ahora todo el mundo critica como origen de grandes males en nuestra sociedad.
Yo también creo en esa juventud, Rafael. Creo en esos profesores, que deberían de ser muy numerosos como profesión vocacional que es y creo en los padres de esos jóvenes que les han inculcado valores tan positivos en sus casas... justo lo que han mamado y ven a diario.
Espero que no sea de ciencia-ficción. Besos miles

X dijo...

Pues yo no creo en la juventud. Esto solo pasa en un anuncio y en alguna que otra clase (¿una de cada diez? ¿de cada cien? ¿de cada mil?). El resto pasaría un kilo.

Dama dijo...

Pues a mi ni me gusta el anuncio, ni me lo creo ni me parece delicado, y además, no me gusta esa marca, porque no te quepa duda que esa "solidaridad" que vende es la más cara del estante del supermercado...

Besos.

La gata Roma dijo...

Bueno, hay opiniones de todo tipo. A mí el anuncio me gusta, de hecho ayer me paré a ver un poco la versión extensa y me sigue pareciendo un buen resumen de la situación.
Sobre las compresas y lo que dice Dama, pues a veces las compro, a veces no.
Y sobre creer o no en la juventud, a veces no sé si ya estoy fuera o no de esa categorización. Si diré que hay de todo, que generalizar es de lo peor que podemos hacer, y sobre todo, que no nos escurramos la culpa como nos suele gustar… Si la juventud está “mal” en parte es culpa de la sociedad, de que hay muchos padres desprecoupados, profesores antipedagógicos y malos ejemplos que a veces se toman por error… Evidentemente cada uno es cada uno, y de contextos socialmente muy deteriorados salen personas excelentes, pero que el contexto influye es algo que no se puede negar y de lo que todos somos juez y parte.
Perdón por lo extenso

Kisses

Juanma dijo...

Sobre esas compresas, ni otras, no me pararé a opinar. Pero el anuncio si me parece una maravilla.

Un fuerte abrazo, querido Rafael.

trianatrinidad dijo...

Hola amigo Fali.He conprobado en los comentarios de tu entrada que hay encontradas visiones del tema.Bueno, yo te digo que llevo trabajando toda mi vida en una empresa, en que por la fuerte comepetencia, es muy importante la publicidad, por lo que soy un poco incredulo de todas las bondades que dicen en los anuncios, uno no vende si no da la imagen conveniente; dicho esto, y al comprobar que el anuncio de referencia, toca un problema muy preocupante en las mujeres, pienso que se busca tocar la sensibilidad de las posibles compradores con el mensaje del anuncio, aunque bien es verdad, y esto va sobre todo por el comentario de mi amiga DAMA
esa empresa financia un minuto de investigacion sobre el CANCER DE MAMA, que no creo que sea barato,por cada paquete de 24 compresas que venda.Un extraordinario medio, para conseguir el fin, a mi entender,Perdona por la extenssion y saludos.

verdial dijo...

Yo también creo y confío en esa juventud que tú describes y que se entrega tando a tan merecida causa...pero hay otra que no atiende a las normas.
Confiemos en que las manzanas podridas no contaminen al resto del cesto.

Un abrazo

impresiones de una tortuga dijo...

He escrito mucho y lo he borrado, no quiero mojarme, creo en una parte de la juventud, pero en la mayoría no creo nada y no tenemos toda la culpa los padres, hay muchas influencias que pueden más que nosotros. Un buén tema para reflexionar. Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Nos quejamos de la juventud, pero no hacemos nada por cambiarla.
Si nos preocupásemos de enseñar a nuestros hijos a ser sensibles y coherentes en su vida otro gallo nos cantaría. Estamos de acuerdo Antonio.


También mis dos hijos mayores, en colegios y épocas diferente, han vivido la situación. Nada que ver con el anuncio, pero si es verdad que fue un tema que les preocupó Naranjito.


Eso es lo malo Lola, que seguramente como opina X no será lo normal. Tampoco hacemos nada para remediarlo.
Estamos excesivamente preocupados por conseguir tener mejor coche, mejores ropas, etc y eso nos resta el tiempo necesario para educar a nuestros hijos.

Gracias por vuestra visita y comentarios, saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Bueno X, yo digo que es una buena película, porque me parece verdad que pueda ser real lo que muestra.
La juventud es, desgraciadamente, lo que la sociedad depara para ella. Ten un poco de fe en la juventud hombre, tú aún estás encuadrado en ella.


Mi más sincero respeto para tu opinión Reyes. Es bueno disentir y la pluralidad de puntos de vista de las distintas situaciones de la vida nos lleva por el buen camino.
Estoy seguro que en esta siguiente opinión estaremos de acuerdo seguro: ¡que buen equipo tenemos este año!


Ojú Gata, si tú no estás en la juventud yo estoy ya en la decrepitud más hiriente. Aquí no hay límite de espacio ni de tiempo para nadie ni para ningún tema.
En fin, creo que estamos plenamente de acuerdo en los planteamientos y como vemos la situación de la juventud.


Está claro Juanma, que tú y yo tenemos la misma dificultad para poder opinar de las compresas.

Gracias por vuestras visitas y comentarios, saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

En la variedad creo que está el gusto y la razón Tritri. Estoy seguro que todos tenemos parte de razón en los planteamientos expuestos.
Eso que expresas se denomina, me parece, venta emocional en márquetin. Somos tan idiotas que creemos que ligaremos si nos compramos un tipo determinado de coche o que nuestro perro o gato, será mas bonito si come determinada marca de pienso, aunque en realidad sea más feo que el gato del Naranjito.


Está lo peor que pueden estar Verdial, están desmotivados y ausentes en la mayoría de los casos.


Igual tiene razón Tortu, pero lo que no podemos es quedarnos de brazos cruzados y mirar para otro lado, como normalmente hacemos.
Tenemos que seguir sin desánimo y con gran fe y esperanza en el cambio de los valores de vida de la juventud.

Gracias por vuestra visita y comentarios, saludos.

Sombras Chinescas dijo...

La juventud, en sí, no cambia, y si en algo es diferente, y por ello pudiera ser objeto de algún reproche, la culpa sería de la educación que les estamos dando.

Saludos.

La gata Roma dijo...

Ya que el reposo me hace ser muy pesada con todo lo que hago, dos puntualizaciones muy breves si me lo permites.
Sobre lo que dice Tri-tri, muy cierto. Yo he estudiado marketing, sé de los engaños publicitarios, de la manipulación a la que nos someten. Los carritos del súper están desviados a conciencia, para que se vayan hacia los lados de los pasillos, tardes más en comprar, y esto te haga reparar en productos que no necesitabas pero que al verlos, te los llevas. Pero esto ya parece inevitable, nadie, por muy idealista que sea puede vivir fuera del sistema de consumo en el que estamos, en todo caso puedes mantenerte todo lo fiel que te sea posible a ti mismo. Yo uso esta marca a veces, y si eso hace que minimamente ayude en algo, pues mira, no es que limpie mi conciencia, pero pienso que es un granito que aporto…
Y sobre la juventud, solo puntualizar que no sólo digo que sea responsabilidad de los padres, líbreme el Cielo. Hay padres estupendos de los que por cosas de la vida, salen hijos menos estupendos… pero si que la sociedad en general tiene mucha culpa de problemas que padece la juventud, por presión, por no dar alternativas, incluso por consentir demsaiado…
Tampoco podemos pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor. La generación de mis padres tuvo sus cosas buenas y malas… Muchos dicen que eran más comprometidos, y eso es una tontería. Yo nací en democracia, no he tenido un Dictador contra el que luchar o grises de los que escapar… Todos al final, con las diferencias del contexto social que nos rodea hacemos lo mismo, sobrevivir, de mejor o peor manera…
En fin, que fíjate el brevemente en lo que se ha quedado…
Kisses