Seguidores

1 jun. 2010

REGRESANDO A LA NORMALIDAD.

Bueno ya pasó el tiempo de Pentecostés y vuelvo a la vida normal. Tras los seis días laborables de vacaciones que he tenido me ha costado dos jornadas plenas de más de doce horas para ponerme al día del trabajo acumulado de oficina y telemático. ¡Que listo siguen siendo los empresarios y como nos embolican para que creamos que son vacaciones lo que simplemente es una demora en la realización de la faena que tenemos encomendada!
A partir de mañana entro en la rutina de trabajo normal que me permitirá tener un poco de tiempo libre por las tardes para retomar mi contacto pleno con vosotros mis amigos del blog. Os contaré anécdotas de mi rocío, que ha sido maravilloso y pleno.
Ahora marcho para San Nicolás para participar en el Triduo Eucarístico que celebra mi Hermandad de la Candelaria
Mañana por la tarde saldré a dar un paseo por el centro de Sevilla, después de asistir al Triduo también, en una de las tardes que más me gusta hacerlo pues me trae siempre recuerdos de mi niñez en la algarabía de la Alfalfa y sus alrededores.
No he tenido tiempo de pasar por vuestros sitios estos días pasados, sé que me costará algún esfuerzo ponerme al día, pero tengo bastante impaciencia por hacerlo, aprovecharé para ello el fin de semana que quiero pasarlo tranquilo después de tres o cuatro semanas de desmadre.
Ea, hasta pronto entonces y saber que ya estoy de nuevo por aquí para daros la lata y ofreceros mi amistad y aprecio.
Besos y abrazos para todos y todas, os he echado de menos.

5 comentarios:

Lola Montalvo dijo...

Hola, bienvenido a tu casa... se te echaba de menos. Besos y feliz primavera sevillana, que está la ciudad de lo más espectacular!!!

X dijo...

Lo mismo digo, miarma. :-)

sevillana dijo...

Bueno, bueno ya has vuelto. espero tu crónica del camino que imagino que habrá sido maravillosa.
Besos y descansa un poco.

Al-Mutamid dijo...

Te envidio. No sabes la suerte que tienes al ir de San Nicolás al Rocío y viceversa. Yo, desde la lejanía, daría lo que no tengo por poder hacerlo (y eso que nunca conocí el Rocio).

Un saludo

verdial dijo...

Celebro que hayas pasado unos dias tan hermosos y que estés de vuelta.

Bienvenido.

Besos