Seguidores

24 dic. 2011

ES MENTIRA. DE VERDAD QUE ES MENTIRA.

 Cuando os digo que no me gusta la Navidad miento como un bellaco o, más bien, no soy del todo sincero pues, la verdad es que lo que no me gusta es la navidad que nos quieren vender en los centros comerciales y todo el entramado al que nos hemos ido sumando en el transcurso de nuestra vida.
Todos los que somos cristianos no tenemos más remedio que sentirnos felices y contentos recordando la efemérides del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.
Estoy seguro que nada tiene que ver la fecha con el verdadero nacimiento de Aquel Hombre que nació de Mujer, que se supo Hijo de Dios y que fue lo suficientemente valiente como para entregar su vida con el único fin de mostrarnos el verdadero Reino de Dios y el camino fácil que tendríamos que seguir para conseguir conocerlo, vivirlo y disfrutarlo.
En el Jesucristo que yo creo es un hombre normal; que dedicó su vida a los suyos un gran periodo de su existencia, hasta que decidió compartir con todos nosotros su grandeza; que no ejercía la caridad porque practicaba la justicia; que no necesitaba fe porque tenía la certeza de ser Hijo de Dios y para el que la esperanza no tenía sentido pues conocía la grandeza de Dios.
Somos tan torpes, que después de tantos años, aún no tenemos conciencia de su verdadero legado, no del que nos quieren mostrar los ministros de su Iglesia sino, el que se desprende de su ejemplo de vida y el de sus verdaderas enseñanzas.  Jamás nos dijo que nuestro paso por esta vida fuera a ser fácil, tampoco nos dijo nunca que viviríamos en un paraíso ni se vistió de lentejuelas para mostrarnos una vida engañosa.
No nos compliquemos, sigámosle ciegamente y seamos simples como Él lo fue: No nos preocupemos más por comer de lo que se preocupa el gorrión; no nos preocupemos por vestirnos mejor más de lo que se preocupa la orquídea ni por tener mejor casa que la que goza un simple caracol. No seamos ambiciosos ni ilusos, no nos mortifiquemos por querer al negrito que sufre en el tercer mundo si no somos capaces de querer al vecino del piso contiguo. No nos mortifiquemos por no poder asistir a enfermos que no conocemos si no somos capaces de conmovernos con el vecino que a perdido el pelo por un tratamiento oncológico. En fin que nos lo puso muy fácil: queramos al que tenemos cerca, ayudemos al que conocemos que lo necesita y respetemos a todos, pero no de cualquier forma si no como lo haríamos con nosotros mismos.
Muchas felicidades a todos, que el Señor nos colme de bendiciones y nos ayude a ser mejores personas, que seguro que podemos mejorar por muy buenas personas que nos consideremos, y que nos traiga prosperidad.
Un abrazo sincero de amistad y paz para todos. Que Dios os guarde.

La maravillosa foto que uso es de Ramón Simón, del blog SOMBRAS PEQUÑAS

11 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Por todo ello, ¡feliz Navidad!

Ramón Simón dijo...

Feliz Navidad,

Familia,

un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

¡Felicidades, Rafael!

trianatrinidad dijo...

Fali miarma, como siempre de diez.Y la foto de Simón lo mismo.Felicidades a todos, nos ha nacido el Mesías, y como dicen los ángeles, PAZ en la tierra a los hombres de buena voluntad.Un abrazo a todos.

Laura de Bife dijo...

Maravillosas palabras las tuyas, con las que concuerdo plenamente.
Creo en el mismo Jesús que creés vos y creo que la navidad se celebra todos los días tratando de ser cada vez mejor persona.
Otro abrazo para vos y Felicidades!!
Lau.

impresiones de una tortuga dijo...

Ayer estuvo aquí Monseñor Amigo, yo no pude ir a verlo y escucharlo, pero creo que tal y como tu lo has expuesto no me ha hecho falta.
Más cercano y más cierto imposible.
Un abrazo, ¡miarma!.

Lola Montalvo dijo...

Has escrito unas bellas palabras que, sé a ciencia cierta, nacen de tu corazón, que son honestas y son certeras. Yo también creo en la persona que nació hace dos siglos y que celebramos en estas fechas. Tan cierto y sencillo como es tu mensaje, tan mancillado es el que nos transmite la iglesia, que ha adaptado lo que un día se nos dijo para tener en esta tierra todo el poder, todo el dinero, todo lo que Jesús criticó y nos invitó a rechazar, a favor del hombre sencillo, del amor al prójimo y a la persona.
Y te creo a ti, te creo a ti frente a ellos. Tú sí tienes en tu corazón y en tu espíritu la esencia verdadera de lo que un día nos quiso transmitir Jesús y que los "otros" han prostituido en su beneficio.
Eres una buena persona, Rafael. Y envidio tu fe, te lo he dicho cientos de veces. Besos miles y feliz navidad para ti y los tuyos y para todos los que te siguen.
:)

Lola Montalvo dijo...

rectifico... donde dice "... que nació hace dos siglos..." debería decir: "que nació hace siglos..."

Juan Luis Franco dijo...

Con algo de retraso Feliz Navidad de todo corazón para ti y los tuyos. Estas entrañables Fiestas perdidas en el recuerdo de las cosas y costumbres, pero guardadas eternamente en los desvanes del alma.Hoy todo está disvirtuado por las luces de neón; los papeles de envolver regalos; la "ojana" y las "batallitas" familiares. Ya queda menos para Quien tú y yo sabemos tome amorosamente la Judería. Un fuerte abrazo.

Diego Romero dijo...

Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

Tan fácil, que es dificilísimo de entender desde el egoísmo.

FELIZ NAVIDAD.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Yo coincido contigo, nunca me he sentido monárquico, aunque en cierto tiempo creí en los Reyes Magos. Pero tengo que decirte ¡miarma!, que en el golpe del 23-F si tuvo una participación muy decisiva para España. Esto ¡miarma! es justo reconocerlo ¿no te parece?. Por lo que cuentas a contiuación de cuando se van de vacaciones, eso lo han hecho todos, hasta aquel que entraba bajo palio a las catedrales como si de una "Esperanza" se tratara y que ha pasado a la historia de España como Franco. Es curioso ¡miarma! que todo lo que cuentas sobre tantos euros sin aparecer, es VERDAD, aquí todos tratan de pescar, desde parte de la familia más directa del rey, pasando por los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE. Pero volvamos al pasado más reciente de la historia de España, es decir la de Franco, y veras que es lo mismo o más corrupta que la de ahora como te explicare más adelante. Franco, también usaba en las vacaciones un barquito que se llamaba "Azor", y te contare parte del gran patrimonio de la familia Franco, que el Generalísimo con gran sentido del ahorro supo guardar de sus sueldos como militar y después con los que logró como Jefe del Estado Español. El general legó a cada uno de sus siete nietos dos millones de pesetas en metálico, dejo a su mujer, Carmen Polo, el único patrimonio inmobiliario consignado a su nombre: el Pazo de Meirás y la finca del Canto del Pico, ya que la casa familiar de la calle Hermanos Béquer, el palacete de Cornide, la finca Valdefuentes y un gran número de propiedades inmobiliarias ya estaban en manos de la hija, Carmen Franco Polo, a través de sociedades instrumentales (Ursaria, S.A, Valdefuentes, S.A, y Comercial Flore S.A, entre otras) presididas y creadas durante el franquismo por los secretarios y abogados de la familia que ejercieron como testaferros, José María Sanchiz Sancho y Luis Gómez Sanz, principalmente. Los terrenos, fincas, joyas y obras de arte ya estaban en poder de la señora y de su hija antes del fallecimiento del dictador. En 1975 la familia del general Franco participaba en sociedades que manejaban miles de millones de pesetas, y a su alrededor se había tejido una red con más de 150 compañías de cuyos consejos de administración eran miembros. A partir de 2002, Carmen Franco Polo, la administradora única de Fiolosa, S.L, una compañía inmobiliaria con un capital desembolsado de diez millones de euros (1.600 millones de las antiguas pesetas) y con domicilio social en la casa familiar de Hermanos Béquer. Mientras dejaban de ser esa familia hidalga que el franquismo nos ofreció como ejemplo a seguir, los negocios de la familia bajo la democracia han ido viento en popa. Y hoy, mejor que nunca. Resumiendo, todos han sido iguales, por lo que desde hace tiempo estamos hasta los huevos. Feliz tiempo de Navidad y salud y paz para 2012 Daniel Medina.
Este comentario me lo señala como publicado Google, pero no está, veremos si así lo publica. Rafael.