Seguidores

28 dic. 2010

LA BUENA SUERTE

Cuando la suerte está para una persona, por mucho que quiera despreciarla no puede. Hace meses en un viaje a Barcelona me ofrecieron unos compañeros jugar a la lotería y puse treinta euros que es lo que me pidieron.

Por lo visto aquella lotería fue dando tumbos de sorteo en sorteo y llegó hasta este mes un resto de cuarenta euros como último recurso y con ellos compraron dos décimos para el sorteo de Navidad. La verdad es que ya lo daba por perdido pues, el compañero que se había quedado de depositario, no nos había avisado de nada, al menos a mí que tampoco me preocupé de saber.

He aquí que ahora mi alegría es doble pues al mísero reintegro de ocho euros que había conseguido de cuatro participaciones de la Hermandad del Calvario, que me había hecho llegar mi amigo José Guerrero, tengo que sumarle doce mil doscientos cincuenta euros que me han correspondido, del reparto que se ha hecho entre los compañeros que jugábamos juntos en Barcelona, sin saberlo siquiera.

Desde este momento, juro no protestar nunca más de la lotería de Navidad que por compromisos juego todos los años y que este año había llegado casi a los trescientos euros. Lo que sí tendré que hacer es mirar mejor con quien juego y buscar medios de dejar constancia de esa participación pues si mi compañero no hubiese querido decir nada se habría quedado con todo.
Ea, miarmas, me voy a hablar con los Reyes Magos ahora que tengo dinero fresquito.

6 comentarios:

yo soy, NaturalDeSevilla dijo...

¡ole, ole y ole! -mi arma- cuanto me alegro y desde luego te digo una cosa: ese amigo SÍ que es un tesoro de honradez y fidelidad.

El Humilladero dijo...

Umm, la etiqueta es sospechosa...
Lo bonito de la historia es que el dinero no pudre una amistad.
Saludos
Manolo.

Pepe Luis dijo...

Da gracias de que eran catalanes... Y ellos la pela la miran al céntimo...

X dijo...

Coño, miarma. Enhorabuena.

sevillana dijo...

Enhorabuena Rafa vaya Reyes que se te presentan este año más buenos.
Me alegro mucho que te haya tocado ese pellizco.
Besos

trianatrinidad dijo...

La suerte sabe, tarde o temprano, buscar a las buenas personas.Me alegro muchísimo amigo Fali.Un fuerte abrazo y enhorabuena, por el premio y por tener esos amigos.