Seguidores

25 feb. 2010

¡Y UNA MIERDA!

Perdonar la grosería, pero es que esta gente ya sólo entiende el vocabulario del “Salvamé de luxe”

Me refiero a Monseñor Martínez Camino, Portavoz de la Conferencia Episcopal, que esta noche ha debido tener un contacto especial con Jesucristo y Su Padre, y junto con ellos, todos los demás integrantes de dicho órgano de la Iglesia.

Resulta, que el buen hombre dice que el Rey no tiene nada que ver con la condena que ellos calculan, para el resto de políticos que han tenido que ver con la aprobación de la nueva ampliación de la Ley del aborto; al sancionar la Ley por obligación contitucional y no en conciencia.

Es una de las grandes diferencias que tienen con el Maestro, para Él no había clases ni diferencias, sólo había amor e igualdad en el Reino de Dios entre todos los hombres.
Así les luce el pelo y por eso cada día pierden más clientela.

¡Ea miarma! hasta pronto.

9 comentarios:

verdial dijo...

Pues ya ves, seguramente para monseñor no estamos todos por el mismo patrón ni las mismas tijeras. ¿O será tal vez que monseñor desvaría?.

Un abrazo

Lola Montalvo dijo...

En la escala personal de estos seres de espíritu ennegrecio, se colocan a ellos los primeros, tocando el cielo con los dedos, después los poderes, los ricachos y los de derehcas-ricachos que hacen leyes para que ellos sigan chupando del frasco y, por último, el común de los mortales, en cuyo grupo tengo el gran placer de pertenecer.
Por favor, que se retiren a meditar al desierto durante cuarenta días y mil noches... o más!

sevillana dijo...

Es que yo alucino con sus declaraciones.
No se donde vamos a llegar.
Saludos

mangeles dijo...

Feliz día de Andalucía...No Cogé....

Besos

Sombras Chinescas dijo...

Todos somos iguales... pero unos son más iguales que otros.

La obra de Orwell va a alcanzar la edad de jubilación (si no media ZP) y sigue plenamente vigente.

Saludos.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Al parecer, querido amigo, hay diferencias de clase para todo en esta vida y se ve que la iglesia no escapa a esto, como institución que es.

Me encanta el título de tu entrada :)

Un fuerte abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

¡Otra mierda de mi parte!

Un abrazo, Rafael.

El callejón de los negros dijo...

El rey que cumpla la Constitución.

y que realmente sea la jefatura del Estado aconfesional...

Y si tiene que dimitir que lo haga pero para siempre.

¿cuándo aprenderan en la Conferencia Episcopal a distinguir entre representación personal y representación institucional?

¿cuándo aprenderá la curia española que ellos no marcan pautas ni leyes a ningun estado?

Du Guesclin dijo...

Poco mas que decir, una mierda y bien grande, REALmente grande...

Saludos.