Seguidores

17 dic. 2009

¡LAS TEMIBLES COLETILLAS DE LA PRENSA!

Es cada día más normal en la prensa; ojo, en toda del tipo que sea: rosa, morada, diaria, de radio, de televisión, virtual, etc.; las coletillas que me son cada día más desagradable.
Presunto; según he escuchado; de raza gitana; enfermo psiquiátrico; violencia de genero; y así podríamos seguir un buen rato. También existe la costumbre, que si el delito que se está describiendo lo ha cometido un agente de los cuerpos de seguridad se omite el presunto y se hace mención expresa de su oficio, igualmente de los políticos.
Yo no me siento identificado en absoluto con el término que se me podría aplicar de enfermo psiquiátrico. Es cierto que yo he estado haciento terapia de psicología de la que recibí el alta hace dos semanas y sigo tomando un tratamiento médico y lo seguiré tomando durante un poco de tiempo más o el que sea necesario a criterio del Doctor que me está tratando.
Entiendo que hay enfermos psiquiátricos que desgraciadamente para ellos, y los que están cercanos, tendrán problemas que los puedan llevar a cometer locuras, los que padecen por ejemplo: esquizofrenia, psicosis, paranoia, etc., pero; afortunadamente no todo el que acude a la consulta de un Psiquiatra o Psicólogo quiere decir por eso que está loco. Es por esto último el que estas enfermedades mentales tienen tan mala aceptación social y de ahí que todo el que entra en un proceso depresivo o simplemente de crisis identificativa o de cualquier orden mental tenga miedo a comunicarlo a los que están cerca de él, no es mi problema, como bien sabéis los que soléis pasar por este rincón.
Por el contrario no todo el que mata o hace cualquier acción violenta o terrorista es enfermo mental, la mayoría de ellos lo que son es unos malnacidos y unos hijos de la gran puta dicho con todas las letras y llanamente.
No hagamos más daño que el que ya tiene encima la persona que está en tratamiento por alguna enfermedad mental: bulimia, anorexia, depresión, etc., ya son estas enfermedades lo suficientemente autodestructivas y canallas como para añadirles más padecimientos. Igual derecho reclamo para todos y principalmente para los que se encuentran dentro de un “gheto” del tipo que sea. No todos los gitanos son delincuentes, no todos los extranjeros son ladrones, no todo el que vive en las Tres Mil es un indeseable, no todos los policías y agentes del orden son chorizos, etc. Si tengo grandes dudas de que haya algún político limpio de corazón. Lamento decirlo pero realmente me cuesta mucho trabajo creer que sea compatible la limpieza espiritual con el ejercicio de la política profesional.

Bueno que os dejo, armasmias, hasta otra.

8 comentarios:

Juanma dijo...

Las generalizaciones siempre son tan peligrosas como injustas. Jamás le he concedido el "privilegio de la locura" (permíteme la expresión, Rafael, no deja de ser una forma de hablar) a asesinos, violadores, etc. Son delicuentes, no enfermos. Y sus delitos son muy graves, no sintomáticos. En fin, que así nos luce.

Un fuerte abrazo.

verdial dijo...

Cuanta razón llevas. Hay que dar un voto de confianza a todo el mundo, y no empecinarnos en que paguen justos por pecadores, o lo que es igual, encasillarlos a todos en el mismo patrón.

Un abrazo

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Entre la cultura de lo políticamente correcto y los miedos a lo distinto, conformamos diariamente un mundo donde no se dicen las cosas tal como son para no ofender a nadie. Y en ese nuevo lenguaje impuesto por la sociedad, por la prensa, los políticos y algunas minorías, no hay cabida para la sinceridad, para el buen humor, para ver más allá de lo que se dice y el cómo se dice y más que nada el qué se hace, que es lo que debería importar.

Un abrazo y feliz año nuevo.

Moe de Triana dijo...

La prensa tiene un poquito de puta, y otro poco de veleta, normal que tome este camino.Se pierden las vocaciones...

Un saludaso.

X dijo...

Hombre, a mí lo de "presunto" me gusta, para qué engañarnos. Aunque tener que utilizarlo por obligación no. Decir que alguien "presuntamente" se cargó a su señora dándole cuarenta martillazos y describir con todo lujo de detalles cómo la descuartizó y se deshizo del cadáver es un poco incoherente. Si vamos con pies de plomo para lo uno, vayamos también para lo otro, miarma.

verdial dijo...

Vengo a verte para desearte una muy Feliz Navidad y próspero Año Nuevo, para ti y los tuyos.

Un abrazo

dama dijo...

Es cierto todo lo que dices, hay veces que se le da mil vueltas a una palabra por no herir, cuando lo fácil es a veces, lo más claro. Un cabrón lo es en todos sitios. Perdón por la palabra.

Felices fiestas

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Muchas gracias a todos por vuestra visita y comentarios, especialmente a Lisset que creo es la primera vez que viene por este rincón.
Besos y abrazos