Seguidores

27 ago. 2009

EVOLUCIONO FAVORABLEMENTE, GRACIAS.

Hace ya tres meses que afronté un problema que me venía incordiando, aun sin saber muy bien de que se trataba, desde hacía bastante tiempo.
Desde hace más de un año aproximadamente, se me hacía todo excesivamente cuesta arriba y lo peor es que no daba con cual era el problema realmente pues, cuando analizaba el momento y las circunstancias, no veía nada fuera de lo normal: disparidades familiares pero nada más importante que lo de diario; problemas laborales provocados por la situación económica que estamos atravesando pero también somatizables sin mayor problema; apretura económica consecuente pero asumible; disparidad de criterio con amigos pero que para nada eran importantes ni para ellos ni para mi; problemas en la forma de entender el compromiso contraído en una Hermandad por parte de los que formamos una junta de gobierno, etc. etc. etc.
La primera medida que adopté fue irme de la junta de gobierno, por lo tanto tenía más tiempo libre y empecé a caminar por las tardes. También, por este más tiempo libre, entendí que era el momento de afrontar una revisión médica de mi problema de hipertensión y me decidí a visitar a un Psiquiatra.
El Cardiólogo me cambió el tratamiento que venía tomando y se alegró por lo bueno que era el paso que había dado con empezar a caminar, me dijo que debería hacerlo todos los días al menos una hora para así poder eludir el uso de medicamentos que no harían otra cosa que aumentar mi problema en el largo plazo. En ello estamos y salvo días excepcionales, que la flojera o "la calor" me puede, camino ocho km. lo que me lleva actualmente un tiempo de una hora cuarenta minutos, no olvidéis que peso ciento treinta y algo de Kg. o al menos eso pesaba cuando empecé.
También “el loquero”, tras analizarme, me dijo que estaba cogido por una depresión que había que medicarla por un periodo mínimo de seis meses y tratar, en una psicoterapia, de descubrir el motivo de la misma. Es evidente que llevo dos meses tomando la medicación y he asistido ya a un par de sesiones de Psicología. La verdad es que está surtiendo un buen resultado la medicación y el hecho de hablar con una persona versada en formas de actuación ayuda a entender ciertas razones de disconformidad conmigo mismo, gracias María Dolores.
Gracias a Dios en mi familia no había problemas, como he dicho anteriormente, y sigue sin haberlos por lo tanto pocos cambios he tenido que tomar salvo el tratar de ser un poco más colaborador en cosas que antes por falta de tiempo material no podía hacer.
En el trabajo por ser las fechas tranquilas y haber gozado de tres semanas de vacaciones en julio tampoco he debido de cambiar apenas nada, salvo una rigidez mayor en el horario a fin de que me permita compaginar el mismo con mis nuevas obligaciones autoimpuestas de caminar a diario o alimentarme mejor.
Con los amigos en estas fechas sabéis que prácticamente es imposible verse, aunque he tenido oportunidad de cenar en varias ocasiones con algunos de ellos y tomar alguna que otra copichuela. El sábado pasado en casa de mi amigo Ignacio nos comimos unas papas con choco de alta categoría, me acordé cuando estaba haciéndolas de Bernardo Romero mi "cocinero" preferido, y entre su piscina y el nectar de la Cruzcampo dejamos parte de las insoportables calores del día. Por ahí, seguimos en el tajo sin novedad también.
Queda sólo por analizar mi pertenencia a una junta de gobierno. Ahí sí, cada día tengo más claro del buen paso que di cuando abandoné. Ha sido liberador y no por el trabajo, el tiempo o la dedicación necesaria sino por las “tragaderas” que hay que tener para resistir en el sitio. Falsedad, falta de caridad, falta de compañerismo, falta de solidaridad, egoismo, dejadez y así podría seguir con un buen número de calificativos. Lo único que tengo que superar es romper la atadura mental que tengo de fallar a un compromiso que había asumido por mí mismo y por un buen número de personas que tenían confianza en el trabajo que estaba desarrollando y que puedo hacer, pero creo que estoy en el buen camino de superarlo.
No quería dejar de informaros, pues sé que en este nuevo grupo de amigos que he adquirido a través del blog hay personas que han leído y mostrado su preocupación por mis cosas. Gracias por esa preocupación y por aguantarme estos ladrillazos que os largo de vez en cuando.
Que estoy muy bien, que me estoy quedando más delgaíto ¡aunque no para preocuparse!, que estoy durmiendo más bien y que la cerveza me está sentando estupendamente aunque me “jarte” de beberla, miarma.
Ea, ahí queó por hoy y que sepaís que os seguiré informando de cómo lo llevo. Perdonarme pero ésto es de las cosas que más me ayudan, el comentaros mis cuitas y, saber que estáis ahí conmigo.

15 comentarios:

mangeles dijo...

Pues me parece genial que te hayas decidido a cuidarte. Y lo del "loquero" está genial, vivimos en un mundo, una forma de sociedad, que nos agrede continuamente, y "tenemos que defendernos"...pero tampoco le hagas mucho caso, que ya se sabe, que "en casa de herrero, cuchillo de palo" jejjee..

Y lo más importante, Miarma...lejos, muy lejos, cuanto más lejos mejor, de esa gente que por su actitud te hace sufrir. Nada puede haber más dañino que un grupo de gente, unida por una tradicción, pero sin que tengan nada, absolutamente nada más en común.

Besos, y sigue así, que así parece que vas muy bien.

Er Tato dijo...

Bienvenido al club de los hipertensos, Rafael. Yo decidí hace ya un par de años pasar de la medicación y ponerme cachas a base de bicicleta, pádel, largos paseos andando rápido -yo me cepillo 8 km en poco menos de una hora-, buen jamón, cervecita fresquita, buenos tintos, retozar más a menudo, relativizar los problemas... En fin, que todo eso me lleva más tiempo que la puñetera pastillita, pero dice mi mujer que me estoy poniendo más bueno que el pan.

¡Ay, unas papas con choco, quién las cogiera a estas horas!

Pues nada, que me alegro un montón de que evoluciones favorablemente. Ahí llevas una Cruzcampo helada y unos chochitos salaítos para que te entre sed, que el negocio está mu malo y hay que darle salida a los barriles.

Un fuerte abrazo

Edward dijo...

Me alegro que todo vaya bien. Tendemos a imponernos un ritmo de vida que roza nuestros límites asiduamente. Quién tuviera mas tiempo libre!

Respecto del sentimiento de culpa por el compromiso con la Hermandad, intenta darle la vuelta, ya que seguro que ha sido un regalo el tiempo que hayas podido dedicarle.

Un saludo, y nos seguimos leyendo!

Juanma dijo...

Querido Rafael:
Me alegra muchísimo que este primer comentario mío en tu blog sea para darte la enhorabuena. Desconocía todas estas cosas que te pasan y ya veo que las afrontas con valentía, voluntad, inteligencia y sentido del humor. Todo eso siempre da un buen coktail...así que a saborearlo poquito a poco.
Yo empiezo a nadar a partir del próximo miércoles, ay, qué edades más delicadas vamos teniendo.

Un fuerte abrazo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Claro que sí Mangeles, hay que cuidarse y quererse. En la primera conversación con la psicologa, no sé por que, le dije que yo sabía que era mi peor enemigo. Ella me ha convencido para que la invierta y ahora me considere mi mejor amigo.
Home Tato por Dios, esa Cruzcampo con chochitos siempre es bienvenida. Tú dices que andas rápido pero para hacer 8 km en una hora debes ir como una moto.
Como yo tenga que esperar que andando mi mujer me diga que me estoy poniendo bueno, tengo que hacer el camino de Santiago, Ruta de la Plata, en una semana.
Hombre Edward, me alegra saber que siempre estás ahí. Espero que el verano te vaya bien y soportable.
Gracias Juanma, bienvenido a esta tu casa. Gracias a Dios voy saliendo pero la realidad es que lo he pasado tremendamente mal, lo del humor y la voluntad es verdad lo de la valentía e inteligencia es favor que tú generosidad me atribuye.
Muchas gracias a todos por vuestras visitas y cariños.
Besos y abrazos.

canonigo alberico dijo...

pos malegro de que estes mejor, asín que vamos a seguir de frente, que siempre es el mejor camino, un abrazo

entreciriosyvolantes dijo...

Tú sabes que importas a mucha gente y que lo que queremos es que estés bien. Ahora entiendo muchas cosas y no sólo tuyas y lo único que te deseo es todo lo mejor. Te quiero mucho y lo sabes. Un beso.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Gracias Antonio, se que te preocupan mis cosas.
A ver si ahora en septiembre quedamos y nos tomamos la fresquita que tenemos pendiente desde hace bastante tiempo.
Gracias Claudia, creía que lo sabías y por eso no te he comentado nada aunque la verdad es que poco hay que hablar del tema. Tú sabes que estoy bien.
Sí se que me quieres y también sabes que es recíproco el cariño aunque yo soy menos pesado que tú. Por cierto aunque paso por tu rincón no digo nada por haberlo hecho monotema y poco puedo decir en él.
Que os quiero, besos y abrazos.

El callejón de los negros dijo...

Vámonos que nos vamos.... parribita....

Antonio

PEDROHUELVA dijo...

La primera vez que leo un blog de un " miarma" y me encuentro que el hombre necesita ayuda y cariño. Bueno un invasor mas en nuestras costas no importa. ¡ Vente pa Huelva, hombre!, que te invitamos a cervesitas y choquitos de verdad, no de plastico como los que ponen en Matalascañas.

aiNOha dijo...

No quería pasar por tu blog sin antes darte muchisimo apollo y mucho animo. me alegra que estés bien.

Con tu permiso me pasaré de cuando en cuando a ver que tal todo ;)

saluditossss

sevillana dijo...

Pues de hipertenso veo que anda la cosa, creo que te lo comenté en otra entrada que llevo ya un año de baja por la tensión, el jueves ya pasé por Inspección Médica y con la médicación y que todas las tardes estoy una hora andando no hay na que hacer, mi tensión sigue igual.
He de pasar por quirófano pues piensan que es del tiroides, asi que ya te contaré.
Saludossssssss

Zinquirilla dijo...

Me alegro mucho que estés mejor. Hay que cuidarse porque sólo vivimos esta vida.

Un saludo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

En esas estamos Antonio, tirando parriba. Lo que pasa es que tu sabes que algunas veces se dan zancajazos y hay que poner remedios.
Gracias Pedro por tu invitación, los sevillanos también tenemos ratos bajos, lo que pasa es, como bien dices tú, nos vamos pa Huelva o Cádiz y arreglamos el caletre.
Claro Ainoha, estás en tu casa y puedes venir cuando quieras que serás extremadamente bienvenida. Aprovecho para decirte que me alegro de tu vuelta aunque tuve poca ocasión de seguirte en tu anterior etapa.
Hombre Sevillana, que alegría de verte, espero que vaya bien tu tema de estudios. Yo creo que el tema de tensión está en buen camino, como decía en mi entrada estoy andando más que un "airao" y ahora también estoy empezando con la bici y parece que logro controlar eltema, lo que hace falta es que no me aburra del activismo deportivo.
Besos y abrazos para todos.

J.ALFREDO C.P. dijo...

Ya te lo dije Rafa....eso de hablar tanto con el Cefe no podía ser bueno......jajajajajaaa....me alegro un montón estés mejor.....y para otra vez dí algo pichita.