Seguidores

5 ago. 2009

BENDITO REGAZO EL TUYO, SEÑORA

Ayer tarde, viendo la fotografía y leyendo la última entrada publicada en mi admirado blog: http://elsoberaodepepeluis.blogspot.com/, se me vino a la memoria un recuerdo entrañable que nos pasó en mi familia el día 4 de agosto de 1993, os cuento: Mi hijo pequeño Jesús de la Salud nació el 10 de julio de aquel año 93, contaba entonces con 25 días de vida. Como he contado en otros sitios de este rincón, una de las herencias que recibí de mi madre fue su devoción por la Virgen por lo tanto mis hijos, tras la primera visita cuando han salido del hospital donde han nacido ha sido siempre a la iglesia de San Nicolás para presentarlo a Nuestro Padre Jesús de la Salud y a Nuestras Señoras de la Candelaria y del Subterráneo, Titulares de una de mis hermandades y una de las razones de mi vida, incluso antes de ir a casa. Después en la primera ocasión que he podido siempre los he presentado también a la Virgen. Quiero aclararos que para mi el Señor no hace falta especificar quien es, tampoco hace falta especificar a la Virgen.
Pues bien aquel día quedé con Rosi, mi mujer, mi hija Rosita de doce años, mi hijo Fale con diez entonces y mi hermana Carmen para cumplir con la tradición de presentar a Jesús de la Salud en la Catedral y aprovechando el primer besamanos de la Virgen. Nos fuimos muy temprano, para evitar las largas colas que todos sabemos que se forman, a las cuatro y algo de la tarde y nada más entramos ya había un buen montón de devotas haciendo cola. Figuraros los comentarios de los nuestros y también de los que allí estaban, diciéndonos todos lo locos que estábamos con llevar al niño en ese horario de tanta calor.
Bueno; cuando llegó Rosi con el niño al lugar donde estaba situada la Imagen la estaban custodiando dos señoras que yo conocía de la hermandad del Rocío de Sevilla como las hermanas Conde y que creo eran sus Camareras. Le preguntan a la madre ¿cuanto tiempo tiene el niño y como se llama? a lo que Rosi les responde que 25 días y que se llama Jesús de la Salud. Pues con ese nombre seguro que a la Virgen no le importa tenerlo en sus brazos, es lo que le responden estas señoras, y cogiendo al niño se lo pusieron en el regazo a la Reina de Sevilla.
Desgraciadamente entonces no ibamos a todos sitios con la camara de fotos y el móvil, aunque yo ya lo usaba por trabajo, aún no tenía camara de fotos.
Estoy seguro que desde aquel día Jesús de la Salud está bendecido por Nuestra Señora pues es un tio fenomenal como ya he contado, también, en otros sitios de este blog, es un chaval muy querido por sus amigos y compañeros de colegio, en la hermandad de la Candelaria donde es Presidente del grupo joven y por los muchos que lo conocen en la hermandad del Rocío de Sevilla y como no entre mis amigos y familia.
A mi, todo esto que cuento, me cogió un poco retirado pues me había quedado en la segunda fila de bancos ya que de siempre me ha impresionado mucho acercarme a las Imágenes aun habiendo sido Prioste en la hermandad de la Candelaria.
Creo que es una anécdota que debía compartirla con vosotros, ojalá algunos tengáis la suerte de vivir en alguna ocasión una situación igual a la aquí relatada.
Ahí queó miarma.

5 comentarios:

sevillana dijo...

Que suerte tuvo tu hijo y como no toda tu familia, pero la verdad es que no se te nota nada de nada que se te cae la baba hablando de él.
Por cierto en tu Hdad. de la Candelaria tengo muy buenos amigos, entre ellos y creo que lo conocerás está Antonio Rivera.
Besos

Pepe Luis dijo...

Esa bendita suerte la hemos tenido todos en casa, mis padres muchas veces se lamentan de no tener foto de aquellos momentos, cosa que si tenemos de nuestro hermano pequeño Quique, que es realmente nuestro primo.
Anécdotas en la Catedral de estos días agosteños podría contar muchísimas, pero por su delicadeza nunca olvidaré aquel 5 de agosto de hace un porrón de años en que tuvimos la suerte de jugar con el Divino Infante y que está recogiso en nuestro Soberao, bajo el título "El Infante entre infantes". La foto, la cual se guarda en casa como oro en paño, es real como la vida misma y el enlace ahí lo pongo:
http://elsoberaodepepeluis.blogspot.com/2008_08_05_archive.html

Muchas gracias por vuestra admiración hacia nuestro modesto blog.

Du Guesclin dijo...

La verdad es que es una lástima que no tuvieras una cámara de fotos a mano, porque el momento debería ser inolvidable...

Aunque seguro que el que mas se arrepiente de la ausencia de esa foto es tu hijo, jeje. O eso al menos me pasa a mi, que cuando fui bautizado delante de otro Jesús de la Salud, en este caso el de los Gitanos, tuvieron conmigo un detalle parecido y tengo que conformarme con los recuerdos de mis padres y, esta vez sí, las fotos que me hicieron...

Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Es verdad Sevillana, se me caen las papas con mis tres hijos y estoy orgulloso de ellos. Lo que pasa es que Jesús de Salud de verdad que parece estar "bendito".
Claro, Antonio es muy amigo mio y hemos compartido responsabilidad en junta de gobierno y trabajado mucho juntos en las actuales Reglas de la Hermandad del Rocio de Sevilla
Peazo de foto Pepe Luis, es para estar orgulloso de tener Ese Compañero de juegos.
Estoy seguro que algún día me lo echará en cara Du Guesclin, felicidades por tener las tuyas y poderlo revivir.
Gracias a los tres por vuestra visita y comentarios.
Saludos

Anónimo dijo...

Doy fé de lo que comentas en tu magnifico blog, Maestro!! Jesus, no es que sea un chaval bueno sino que es una bellisima persona y yo lo quiero mucho.

Un beso, Maestro..