Seguidores

26 feb. 2009

OLE LOS POLICIAS VALIENTES, ¡MIARMA!

Ojú ¡miarma!, yo creía que nunca vería lo que estoy viendo ahora y que, en los últimos dos días, me estoy hartando de ver. Un puñado de policías vascos cacheando a un “delincuente” que había cometido el mismo delito por el que él había perdido su casa.
Ejemplar el comportamiento de todos los medios de comunicación enseñándonos bien, que coño bien: muy bien, el rostro del “delincuente” para que podamos verlo todos y le podamos decir a nuestros hijos que lo que ha hecho ese “delincuente” vasco, no se puede hacer.
La verdad es que ese “delincuente” no debe ser vasco de los “Alicatechea” o apellidos similares, o al menos no es la imagen que estamos harto de ver que tienen: pelos cortos por delante y muy largo por detrás, o las “rastas” esas o como se diga que lucen la mayoría de los que salen destrozándolo todo. Eso es lo único que les podemos ver, pues cuando detienen a alguno, muy pocos de la kaleborroca esa, o como se diga, se preocupan muy mucho de taparles las caras y decirles “presunto alborotador” que ni siquiera delincuente. El vasco del mazo tiene una pinta bastante normal, es por eso que le dicen del tirón fascista y otras lindezas.
Ole los policías con dos cojones, como se preocuparon de esposarlo rápidamente, cachearlo, pedirle la documentación y todo lo demás que seguramente será su obligación pero que no suelen hacer habitualmente con los “otros”.
Yo no digo que tenga razón este hombre con lo que ha hecho de tomarse la justicia por su mano, pero desgraciadamente la justicia en España, y más en el país Vasco, hay que escribirla con minúscula. Sí, por el contrario, digo que para hacer lo que ha hecho, además de estar hasta los huevos de aguantar, éstos, los huevos, hay que tenerlos una harta de grandes.
Mi respeto y admiración para este Vasco que ha echado los cojones dónde había que echarlos. Si hubiera muchos como él, los que estarían escondidos serían los terroristas y sus secuaces.
Ahí queó, ¡miarma!

2 comentarios:

Edward dijo...

Pues lo has sembrao. Este hombre al parecer se ha tenido que exiliar del Pais Vasco. Ahora supongo que el momento de los mazazos a la Herriko o como se llame teberna, sería uno de los momentos de mayor disfrute de su vida. Como supongo que se alegrarían muchos, pero que por miedo tienen que seguir callados.

Es que además de gentuza cuentan con amnistía policial.

Pues nada una ración mas de indignación a distancia!!!

Un saludo

Anónimo dijo...

Has dado en el clavo...

Por cierto, si te fijas bien, tanto los abertzales, como las abertzalas y los abertzalitos tienen pelado de búfalo de Colorado...